HOME
QUIENES SOMOS
RAZONES PARA NVERTIR EN AGRICULTURA Y GANADERIA
INVERTIR EN URUGUAY
 INVERTIR EN ARGENTINA
INVERTIR EN PARAGUAY
INFORMACION SOBRE OTROS PAISES
 
 
CONTACTO
ENGLISH
   
Invertir en agricultura y ganadería en América del Sur

 

 

1.- Para el año 2030 se estima habrá en el planeta casi 2.500 MM de personas más que necesitarán alimentarse.

La población mundial se mantuvo más o menos estable hasta el comienzo de la Revolución Industrial. Luego, comenzó a multiplicarse exponencialmente. Durante el último siglo solamente la población mundial se multiplicó por tres. Se espera que la población siga creciendo rápidamente y que la expectativa de vida se alargue cada vez más también de manera exponencial.

Los seis ejes de la demanda de productos de la agricultura y ganadería


2.- Durante los últimos 20 años se han incorporado 200 MM de chinos al mercado de consumo y probablemente se incorporarán 350 MM más en los próximos 20 años.

Millones de personas se suman al mundo capitalista en China, India y el sudeste asiático. Estas personas consumen más y mejor calidad de alimentos a medida que incorporan más proteínas a su dieta.

Un verdadero huracán a favor de la agricultura y la ganadería


3.- América del Sur es la región mejor posicionada para abastecer al mundo de alimentos

America del Sur tiene abundancia de tierras fértiles y de reservas de agua dulce. Tiene un clima propicio para la agricultura y la ganadería con buenas temperaturas y buen régimen de precipitaciones anuales. Por su rol histórico en la producción de alimentos para el mundo tiene generaciones de know-how acumlado (capital humano) y una infraestructura adecuada para exportar al mundo los frutos de la agricultura y la ganadería.

Otras regiones productoras de alimentos enfrentan problemas financieros que reducen los subsidios a la producción (Unión Europea), inestabilidad política y guerras (Europa del Este y Africa), carencias de infraestructura y know-how (Africa, Europa del Este) o bien ya están desarrolladas y, por lo tanto, tienen un margen y un potencial de crecimiento menor (EEUU, Canadá y Australia).

Los índices productivos de América del Sur son muy buenos en comparación con otros mercados emergentes y la agricultura y la ganadería gozan de la protección legal que les confiere la institución de la propiedad privada a perpetuidad sobre la tierra y sus frutos (en lugar del sistema más precario de concesiones estatales sobre la tierra que adoptan otros países emergentes).

Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay constituyeron en 1990 el Mercado Común del Sur (Mercosur) que representa la mitad de las exportaciones mundiales de soja, el 35% de las exportaciones mundiales de carne bovina y el 25% de las exportaciones mundiales de maíz.

La crisis mundial, los países emergentes y una oportunidad sin precedentes


4.- Los biocombustibles potencian la demanda como ayuda a los agricultores al tiempo que los subsidios directos disminuyen

El interés creciente por el cuidado de medioambiente y la preocupación por el uso de los recursos no renovables ha promovido políticas que fomentan la producción y consumo los biocombustibles, especialmente en EEUU y en la UE.

La asistencia directa a los productores por vía de subvenciones estatales en los países centrales hizo bajar durante décadas los precios internacionales de los productos agrícolas y ganaderos que exportaban los países emergentes. Los biocombustibles representan una ayuda que eleva el precio de los productos finales y junto con la baja de los subsidios abren un nuevo contexto internacional para la reasignación de los recursos productivos globalmente en aquellos lugares en los que es más eficiente producir. "Los biocombustibles cambiaron la forma de analizar los granos", por Juan Francisco Ramos Mejía. Ambito Financiero, 9-04-2007.


5.- Las inversiones en la "economía real" en agricultura y ganadería en América del Sur son un buen negocio en el actual contexto financiero internacional.

En tiempos de elevada inflación internacional los negocios de la economía real proporcionan una protección adecuada frente a la desvalorización monetaria, con ganancias en términos reales (moneda constante) en lugar de ilusorias ganancias nominales en una moneda que pierde valor día a día. Las inversiones en agricultura y ganadería, en la medida en que han controlado los riesgos productivos, han permitido conservar e incrementar el valor de los activos invertidos en términos reales.

América del Sur está también muy bien posicionada para aprovechar un cambio en la política monetaria internacional. Una suba en las tasas de interés en los países centrales en EEUU y la UE atraería el flujo de capitales de los países emergentes hacia los centrales. Eso provocaría una depreciación del valor de la moneda en los países emergentes y una apreciación monetaria en los países centrales. Como consecuencia, en los países emergentes se reducirían los costos de producción para la agricultura y la ganadería mientras que en los países centrales esos costos se incrementarían como consecuencia de la apreciación monetaria, haciendo que los márgenes de utilidad resulten más atractivos en América del Sur.

Los commodities agrícolas compiten como opción con el petróleo y el oro





 
Av. Barbieri 1880, Salto, República Oriental del Uruguay
Tel.: (+54 11) 5432-7744 / (+598) 473 40-602
info@grupomonteclaro.com